11 ene. 2010

Collares de conchas y restos de «maquillaje» encontrados en cuevas de Murcia confirman que los neandertales eran más inteligentes de lo que se creía



Hasta la fecha, los científicos estaban convencidos de que los neandertales habrían obtenido pobres resultados en un test de inteligencia, si semejante prueba se les hubiera puesto delante de los ojos, y de que su capacidad cognitiva distaba mucho de la de un humano moderno. Hasta la fecha, porque una nueva investigación de la Universidad de Bristol pone en duda que fueran tan simplones como creíamos. La prueba es que se adornaban con «joyas» prehistóricas y se pintaban y «maquillaban» el cuerpo, un comportamiento que puede parecernos de lo más frívolo pero que, según los arqueólogos, supone un ejemplo concluyente de un pensamiento realmente avanzado. El estudio, publicado esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), tiene interés porque es el primero que confirma esta práctica entre los neandertales -y con ello sube la escala de su inteligencia- y para nosotros, además, por un componente extra de cercanía: se basa en collares de conchas y pigmentos de pintura encontrados en la Cueva de los Aviones y Cueva Antón, en la provincia de Murcia, y que tienen una antigüedad de 50.000 años.



El profesor Joao Zilhao y sus colegas examinaron pigmentos de colores y conchas marinas perforadas, sin duda utilizadas como collares, encontrados en los yacimientos murcianos. Una concha del tipo Spondylus gaederopus contenía residuos de una masa hecha con pigmentos rojizos de lepidocrocita mezclados con trozos de tierra de hematita y pirita que, cuando están frescos, lucen un negro brillante. En una concentración de masas de colorante amarillo que pudo haber sido guardada en un bolsa de piel o de algún otro material perecedero, se encontró natrojarosite puro, un mineral de hierro utilizado como cosmético en el Antiguo Egipto. Todo ello pasó una prueba de radiocarbono en la Universidad de Oxford, que lo dató en 50 milenios.
 
Como «body painting»


El análisis de los trozos de pigmentos rojos y amarillos les llevó a pensar que fueron empleados con un uso cosmético, algo así como un tipo de «body painting». La práctica de la ornamentación corporal es ampliamente aceptada como prueba concluyente para el pensamiento y la conducta simbólica moderna entre los primeros humanos modernos, pero no había sido reconocida nunca antes entre los neandertales.


«Es la primera evidencia segura de que hace unos 50.000 años -10.000 años antes de que los humanos modernos aparecieran en Europa- el comportamiento de los neandertales era simbólicamente organizado», afirma Zilhao.
 
Para el especialista, su descubrimiento puede ayudar a aclarar la controversia que rodea otros yacimientos, como los que pertenecen a la cultura Châtelperroniense en Francia. A su juicio, los dientes perforados y los punzones de hueso decorados datados hace 40.000 ó 45.000 años y considerados por mucho obra de humanos modernos -que ya habían comenzado a disperarse por Europa en esa época, son artefactos realizados por neardentales. «Al considerar la naturaleza de los intercambios culturales y genéticos que se produjeron entre los neandertales y los humanos modernos en el momento de contacto en Europa, debemos reconocer que los niveles idénticos de progreso cultural había sido alcanzado por ambas partes», dice Zilhao.
 


1 comentario:

salim khan dijo...

Blog interesante. También puedes ver mi página web
Maquillaje en Murcia

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com