15 abr. 2010

THEM: LA HUMANIDAD EN PELIGRO.

Con sinceridad esto no es una noticia... pero es mu interesante... ¿Cómo eran las cucarachas y las arañas de hace un millón de años (bueno de hace 300.000.000 añicos)?



CUCARACHAS:


Aún más repulsivas que las actuales. Científicos del Imperial College de Londres, los mismos que el pasado año mostraron al mundo cómo eran las arañas hace 300 millones de años, han conseguido ahora averiguar el aspecto de un antepasado de la cucaracha de la misma época. Su aspecto es más que inquietante. De hasta 9 centímetros de longitud -imaginarla en casa puede provocar náuseas a los más sensibles-, conseguían moverse por los suelos de todo el mundo con la agilidad y rapidez que ya conocemos. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores realizaron un modelo detallado en 3D a partir de un ejemplar fosilizado del llamado Archimylacris eggintoni, «tatarabuelo» de las modernas cucarachas, termitas y mantis, cuyo vídeo acompaña estas líneas y que no tiene desperdicio.


El estudio revela por primera vez cómo las cualidades físicas del Archimylacris le ayudaron a prosperar por el suelo de los bosques primitivos durante el período Carbonífero, hace de 359 a 299 millones de años, un tiempo en el que la vida acababa de salir de los océanos para vivir en la Tierra. La criatura tenía de 2 a 9 centímetros de longitud, y aproximadamente 4 de ancho.

«El período carbonífero se refiere a veces como la edad de la cucaracha, porque los fósiles del Archimylacris y sus parientes están entre los insectos más comunes de ese período de tiempo. Se encuentran en todo el mundo», explica el responsable del estudio, el investigador Russell Garwood. «La gente se vuelve loca para matar a las cucarachas y nuestro modelo en 3D casi trae una nueva a la vida», bromea. Gracias a este sistema, los investigadores han podido confirmar que el animal estaba muy bien adaptado a su entorno. Tenía alas, pero no volaba. Los investigadores crearon las imágenes utilizando un dispositivo de exploración por TAC, con sede en el Museo de Historia de Natural de Londres que les permitió tener más de 3.000 radiografías del fósil. Estas fueron compiladas en un modelo 3D muy detallado y preciso, de forma que pueden observarse partes de su cuerpo, como las antenas o la boca que nunca antes había sido vistas por el ojo humano.

ARAÑAS:



Aquellos que no pueden soportar a estas criaturas, mejor que no echen un vistazo. Científicos del Imperial College de Londres han conseguido averiguar cómo era el aspecto de las arañas hace 300 millones de años, una imagen no muy tranquilizadora que se asemeja más a un raro cangrejo que a un insecto. Para ello, los investigadores realizaron unos detallados modelos en 3D a partir de dos especímenes de fósiles de unos animales llamados Cryptormartus hindi y Eophrynus prestvicii, algo así como las tatarabuelas de las arañas actuales. Según el estudio, que publica la revista especializada Biology Letters, sus particulares rasgos físicos les ayudaban a cazar a sus presas y eludir a sus depredadores.


El equipo de Russell Garwood, estudiante de doctorado del Departamento de Ciencias de la Tierra del Imperial, creó las imágenes con una novedosa técnica, a través de un dispositivo TAC, lo que les permitió tener 3.000 radiografías de cada fósil. Éstas fueron compiladas en precisos modelos en 3D. Tanto la Cryptormartus hindi como su compañera Eophrynus prestvicii no eran muy grandes -tenían el tamaño de una moneda de 50 céntimos-, y vagaban por la Tierra durante el período Carbonífero, de 359 a 299 millones de años atrás, cuando los dinosaurios todavía no habían aparecido y los primeros animales dejaban los océanos para colonizar la Tierra.

Una auténtica cazadora

En el estudio, los investigadores revelan que la Cryptomartus tenía sus dos primeras patas en ángulo, como una tenaza, lo que le permitía agarrar fuertemente a sus presas antes de devorarlas. Al parecer, la araña era una auténtica cazadora. Se escondía a esperar a sus víctimas, generalmente otros pequeños insectos, hasta echarse encima y ejecutarlos. Actualmente, las arañas cangrejo cazan de forma parecida. El peligroso bicho, todo dulzura, también tenía en la boca unos apéndices que le ayudaban a devorar a sus presas, algo muy parecido a lo que hoy en día tienen algunos arácnidos como la Ricinulei.

En cuanto a la Eophrynus prestvicii, cazaba en bosque abierto. Se caracterizaba por sus largas patas y unas puas en su dorso, un «accesorio» que podría haberla hecho menos tentadora para los anfibios que, recién salidos de los océanos, buscaban ansiosos algo para comer.

Los investigadores creen que su nueva técnica de imágenes en 3D servirá a otros científicos a estudiar de forma más eficaz las especies extintas de la Tierra.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com