6 jun. 2010

FALCON 9

El primer cohete espacial privado ha despegado con éxito este viernes desde Cabo Cañaveral (Florida). El cohete despegó a las 20:40 (hora local española), 10 minutos antes de que se cerrase la ventana disponible para su lanzamiento y después de que en tres ocasiones los controladores tuvieran que detener la cuenta atrás.

'Falcon 9' ha sido desarrollado por la sociedad norteamericana SpaceX y los responsables de las agencias espaciales consideran su lanzamiento una prueba importante para desarrollar vehículos comerciales capaces de asegurar el transporte espacial de astronautas.

A principios de año, el presidente de EEUU, Barack Obama, dio un giro a la política aeroespacial del país al anunciar el fin del programa de transbordadores (se jubilarán este año) y la participación de empresas privadas en el sector.

"Sea cual sea el resultado, este primer intento de lanzar el cohete Falcon 9 representa una etapa clave para SpaceX y para los vuelos espaciales comerciales", explicaron a AFP los responsables de la compañía.

Dudas en la comunidad espacial

Ante las dudas suscitadas entre la comunidad espacial y los congresistas sobre la viabilidad de que empresas privadas lleven a cabo el trabajo que hasta ahora realizan los expertos de la NASA, los dirigentes de SpaceX han subrayado que se trata de un primer vuelo de prueba.

Obama, durante su visita en abril a las instalaciones de SpaceX.
"Nuestro principal objetivo es recopilar tantos datos como sea posible durante el vuelo. Consideramos que habrá ido realmente bien si alcanzamos la órbita terrestre, pero estaremos satisfechos si sólo funciona bien la primera planta del cohete, dotado de nueve motores".

El lanzamiento se produce en un momento en el que Barack Obama intenta convencer al Congreso estadounidense para que apoye su plan para acabar con el programa Constelación (cuyo objetivo era que el hombre regresara a la Luna hacia el año 2020), lo que significaría la muerte del cohete Ares 1.
Ayudas para el sector privado

La lanzadera debía tomar el relevo en 2015 de los transbordadores espaciales, cuyo último vuelo está programado para finales de este año. Para viajar a la Estación Espacial Internacional (ISS) los astronautas estadounidenses dependerán de las naves Soyuz rusas.
Obama ha propuesto dedicar una importante partida económica en los próximos cinco años para ayudar al sector privado a desarrollar cohetes fiables y menos costosos para transportar a los astronautas estadounidenses a la ISS.





El presidente estadounidense visitó las instalaciones de SpaceX en Cabo Cañaveral el pasado mes de abril, durante su recorrido por la sede de la NASA. Allí anunció que el próximo objetivo de la agencia espacial estadounidense sería llegar a Marte hacia 2030.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com