25 oct. 2010

Eres friki, pero no te lamas las heridas.

El término “geek” tiene su origen en el siglo XVI, cuando los anglosajones lo utilizaban para designar a una persona que era, básicamente, tonta. Sin embargo, también se cree que el término puede provenir de la palabra “gecken”, empleada en el imperio astrohúngaro durante el siglo XVIII para referirse a artistas de circo con trucos tan burdos como arrancar de un bocado la cabeza de una gallina viva.
La rama actual
 
El “geek” original, tal y como se entiende hoy, no surge hasta la revolución tecnológica, a partir de los años cincuenta del siglo XX. Entonces comenzó a emplearse como sinónimo para las personas obsesionadas con los avances en las computadoras primitivas. Desde aquí parten sus tres ramas actuales
 
1. “Geek” tecnológico: comenzó a distanciarse del resto del árbol gracias a la aparición de útiles de tecnolgía de diseño con estilo, principalmente salidos de la fábrica de Apple. Los blogs y las redes sociales se convirtieron en moda. Una nueva tendencia eclipsó los estereotipos de los “geeks”. Su “look” se convirtió en parte de la indumentaria de los modernos (convertidos en “gafapastas”). Están convencidos en la ironía de su estética: vanguardia en las tendencias, pero con el carácter obsesivo y contrario a convenciones sociales que se le supone al “geek”. Este grupo ha conseguido una mayor comprensión social que las dos ramas siguientes.
 
2. “Geek” cultural. Incluye al “geek” de cómic y al “geek” japonófilo. También el “geek” de los video juegos y al “geek” de aventuras tipo “Dragones y mazmorras”. De una combinación de las dos últimas resultara el “geek” “World of Warcraft” o de los juegos en red que requieren de “avatar” o personificación en el juego). 
 
En este grupo cultural también están los “geeks” cinéfilos de películas de fantasía, terror o ciencia ficción. Una especialización del “geek” amante del cine son los clásicos “Star Wars geek” y el “Star Trek geek”. Y, por último, los “geek” de música que jamás se ha escuchado en ninguna parte antes, como el “Chip tune” (música hecha con los sonidos de la consola portátil Game Boy) y demás extravagancias.
 
Y, por último, 3. “Geek” académico. Dividido a su vez en “geek” ensayista (reducido a los campos de Ciencias, Matemáticas e Historia), y “geek” literario (especialmente de libros fantásticos, como “El Señor de los Anillos”, “Las Crónicas de Narnia” y “Harry Potter”).

Publicado en ABC edición digital.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com