20 nov. 2010

EEUU mantiene el liderazgo por calidad, pero lo pierde en inversión en I+D y en producción investigadora

Asia ha superado ya al coloso estadounidense en inversión en I+D, aunque por poco, con 387.000 millones de dólares frente a 384.000 millones, en 2008. Además, en datos ya de 2009, la región de Asia-Pacífico publicó 330.000 artículos científicos, 20.000 más que EE UU, según datos del prestigioso servicio de información Thomson Reuters, que elabora estadísticas sobre los parámetros de I+D. Pero Estados Unidos sigue manteniendo la delantera en términos de calidad de la ciencia, medida por el impacto real que tienen las publicaciones científicas, según informa Physics World (revista del Instituto de Física británico).

La potencia científica americana, dice el informe, dedica a la I+D el 2,8% de su Producto Interior Bruto (el plan del presidente Obama es llegar al 3%), un porcentaje notable (frente al 1,9% europeo) y tiene excelentes instituciones de investigación que atraen a los mejores científicos. Además, EE UU sigue dominando el mundo de las patentes, con el 42% de los registros en el mismo país, en la UE y en Japón (en 2006), aunque ha bajado ligeramente su porcentaje (44%) respecto a 2002.

China quiere aumentar su gasto en I+D de un 1,54% del PIB en 2008 (superior ya al de España, que era el 1,35% ese año) a 2,5% en 2020, y ha puesto en marcha un programa de captación de cerebros para atraer a sus laboratorios a 2.000 científicos extranjeros en un plazo de cinco a 10 años, según datos del Informe sobre la Ciencia 2010, de la Unesco, que se acaba de publicar. También la República de Corea presiona: su plan es dedicar el 5% de su PIB a ciencia y tecnología en 2012. Asia, con el liderazgo de China, India y Corea sumaron el 32% del gasto mundial en I+D en 2007, frente al 27% cinco años antes.
La proporción de investigadores que trabajan en los países en desarrollo, frente a los que lo hacen en el mundo desarrollado, ha aumentado entre 2002 y 2007, pasando del 30% al 38%, pero este incremento se debe sobre todo a China (que se apunta dos tercios de este crecimiento), mientras que África subsahariana tiene el 0,8% del total mundial de investigadores. Actualmente, Estados Unidos tiene el 20% de las personas dedicadas a ciencia y tecnología; Europa, otro 20%; China, igualmente el 20%; Japón, el 10%, y Rusia el 7%, según el informe de la ONU.

Physics World señala que en EE UU, en los últimos tiempos, las inversiones se han inclinado hacia la biología en detrimento de la física y la ingeniería, que durante décadas han sido disciplinas prioritarias en ese país, mientras que en Asia se está dando mucha importancia a las áreas de física. Por ejemplo, EE UU publicó en 1994 casi una tercera parte del total mundial de artículos sobre investigación de materiales, mientras que ahora su contribución se ha reducido a un 15%, mientras que China publica un 23% y la UE (27 países) el 30%. En este campo de física de estado sólido, las perspectivas no son halagüeñas para Estados Unidos. "Europa está cerca de alcanzar a EEUU por calidad, en términos de impacto, y la cuestión ahora es la rapidez con que China se pondrá al mismo nivel", explica Werner Marx (Instituto Max Planck de Investigación de Estado Sólido, Alemania).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esta página es buenísima.

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com