26 nov. 2010

España prepara el mayor molino eólico del mundo; El proyecto, de 25 millones de euros, podría cuajar en 2020

Un consorcio de 11 empresas españolas se ha unido para desarrollar el mayor aerogenerador del mundo, un gigante marino de 15 megavatios, el doble que el récord actual, en poder de un molino de la compañía alemana Enercon en la ciudad de Emden. Unos 65 monstruos como este serían capaces de producir tanta electricidad como una central nuclear. El proyecto, bautizado Azimut, requerirá una inversión de 25 millones de euros hasta 2013. El Ministerio de Ciencia e Innovación aportará 11 millones.

El coordinador del proyecto, Mauro Villanueva, es cauto. "Los primeros resultados, en forma de conocimiento puro, llegarán hacia 2013, cuando finalice el proyecto. Ya fuera del Azimut, que permite investigar pero no desarrollar, cada empresa podrá comenzar a fabricar sus prototipos, que estarían listos en 2015 y llegarían al mercado en 2017, con unos siete megavatios. Y el objetivo final, el aerogenerador marino de quince megavatios, podría estar hacia 2020, si los mercados lo requieren", explica.

La aprobación del proyecto ha creado una situación paradójica. El Gobierno financia la investigación de aerogeneradores marinos, pero ha creado una trama de trabas burocráticas que impide probarlos. Actualmente, en España no hay ningún campo de ensayos de aerogeneradores marinos. La española Gamesa, uno de los líderes mundiales en fabricación de molinos eólicos, probará sus prototipos marinos de cinco megavatios en el estado de Virginia (EEUU).

Villanueva, que además de coordinar la carrera hacia el aerogenerador gigante es director de desarrollo tecnológico de Gamesa, lanza un dardo al Gobierno. "Desde el proyecto Azimut hacemos un llamamiento para recordar que necesitamos una plataforma de ensayos en España. [El Gobierno] está fomentando que se deslocalice la I+D a países como Dinamarca o Alemania, que sí tienen parques eólicos marinos", advierte. Por su boca hablan los tres fabricantes de aerogeneradores españoles -Gamesa, Alstom Wind y Acciona Windpower- y los dos grandes promotores de parques eólicos, Iberdrola Renovables y Acciona Energía.

El Institut de Recerca en Energia de Catalunya pretende instalar el primer campo de pruebas español de aerogeneradores marinos en la costa de Tarragona, cerca del Delta del Ebro. Estaría completamente operativo en 2014. "Es una de las posibilidades", admite Villanueva.

Ignacio Cruz, responsable de la unidad eólica del Ciemat, un organismo público que no es uno de los 22 centros de investigación que colaboran en el Azimut, achaca el atasco de los permisos administrativos a "la complejidad del proceso, que implica a los ministerios de Defensa, Medio Ambiente e Industria". Según los cálculos de Cruz, el futuro aerogenerador de 15 megavatios podría alcanzar una altura de 120 metros sobre el mar y 40 metros bajo el agua, con palas de 80 metros de longitud.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com