11 dic. 2010

Los canales de Marte sí pudieron tener agua

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -


   El pequeño cráter incrustado en el borde noroeste de la cuenca de impacto Schiaparelli ocupa un lugar destacado en esta nueva imagen de la Mars Express de la ESA. Todo alrededor es evidencia de agua en el pasado y de los fuertes vientos marcianos que soplan periódicamente.

   Schiaparelli es una gran cuenca de impacto de unos 460 kilómetros de diámetro localizada en la región oriental de Terra Meridiani, en el ecuador de Marte. El centro de la cuenca se encuentra en alrededor de 3 ° S/17 ° E y lleva el nombre del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli (1835-1910). Aunque también estudió Mercurio y Venus, es más conocido por sus observaciones del planeta rojo.

Durante la "Gran Oposición de 1877, cuando Marte pasó cerca de la Tierra, Schiaparelli cartografió el planeta, percibiendo una serie de rectas líneas oscuras sobre la superficie roja. Se supone que estos canales estaban llenos de agua y se utilizó la palabra equivalente en italiano, 'canali'.

   Sin embargo, otros astrónomos pensaron que significaba canales, es decir, un sistema de riego artificial y rutas de transporte, lo que llevó a unos pocos astrónomos, y a un gran número de público en general, a pensar que había sido creado por marcianos inteligentes. 

   Ahora sabemos que los 'canali' de Schiaparelli fueron las ilusiones creadas por los telescopios relativamente pobres de la época, ya que no hay canales llenos de agua en Marte. Sin embargo, hay evidencia en esta nueva imagen de que el agua alguna vez estuvo presente en esta región del planeta, tal vez en forma de un lago.
   Esta imagen fue tomada el 15 de julio de 2010 por la Cámara Estéreo de Alta Resolución de Mars Express de la ESA.

La escena muestra una pequeña parte de la zona noroeste de la cuenca Schiaparelli con el borde del cráter, el interior del cráter y partes de las tierras altas circundantes. La evidencia de agua puede ser vista en forma de sedimentos oscuros que aparecen en el piso de Schiaparelli, asemejándose a los depositados en los lagos cuando se evapora en la Tierra. 

   El prominente cráter tiene 42 kilómetros de diámetro y se apoya en el borde interno de Schiaparelli. El interior del cráter más pequeño está lleno de sedimentos que parecen formar una terraza en la parte norte y una estructura en forma de delta cerca del centro. Este último parece estar parcialmente integrado por montículos redondeados de color claro. El material oscuro ha sido acumulado por el viento en la parte sur del cráter.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com