30 dic. 2010

Un equipo científico consigue transferir de forma automática los movimientos del brazo de un individuo a una segunda persona

Leer la actividad eléctrica generada por los músculos del cuerpo humano no es un problema hoy en día, pero, ¿pueden esos impulsos ser transferidos al cuerpo de otra persona? Parece algo de ciencia ficción, pero un grupo de estudiantes lo ha logrado. Aunque los resultados son todavía algo erráticos, el equipo ha conseguido tomar la lectura de una electromiografía y transferir esas señales eléctricas a otra persona. Básicamente, han sido capaces de transferir los movimientos propios del brazo de un individuo a una segunda persona. El primero mueve el brazo y el segundo lo repite de forma más o menos automática.
 
Desde hace algunos meses, Alex Dodge, Stepan Boltalin y Johnny Lu han estado investigando la tecnología utilizada en la electromiografía (EMG), la técnica capaz registrar la actividad eléctrica producida por los músculos, con el fin de concretar una tesis. ¿De qué se trata? Poder transformar esas señales eléctricas y transmitirlas a otro cuerpo, conectados entre sí. Por el momento han obtenido resultados positivos, aunque no han llegado muy lejos.
 
Básicamente lo que están haciendo es convertir la función de lectura de la EMG y transformarla en escritura. Para lograrlo, primero reescribieron el código tradicional de la EMG para que tener una mejor lectura de las señales y sea más estable. Luego utilizaron esa señal para controlar un optoacoplador, lo que les permitió regular la salida del estimulador de músculos. Este sistema les sirve actualmente para mostrar la idea de la tecnología, leer un movimiento muscular y transmitirlo a una segunda localización donde se encuentran los electrodos, en este caso, otra persona.
 
Movimiento guardado
 
Como se puede ver en el vídeo, el resultado es bastante increíble, aunque un poco errático. El próximo paso sería intentar guardar o grabar el movimiento de un músculo para luego poder reproducirlo en el mismo individuo, en otro o, en caso de que sea posible, en una máquina. El único problema es que no podrían hacerlo con el hardware que tienen, lo que quiere decir que todavía queda mucha más investigación por delante y también buscar organizaciones que quieran financiar el proyecto.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com