9 ene. 2011

10 años y descubre una estrella.

La convierte en la persona más joven que nunca haya protagonizado esta clase de hazaña científica

Una niña canadiense de apenas diez años de edad acaba de descubrir una supernova, lo que la convierte en la persona más joven que nunca haya protagonizado esta clase de hazaña científica. El descubrimiento ha sido anunciado por la Real Sociedad Astronómica de Canadá, en cuya página web se explica que la pequeña Kathryn Aurora Gray, de Fredericton, New Brunswick, fue asistida por los astrónomos aficionados Paul Gray (que es su padre) y David Lane.
 
La supernova 2010lt, que se encuentra en la galaxia UGC 3378, en la constelación de Camelopardialis, fue descubierta, según la Sociedad canadiense, el pasado 2 de enero. Las observaciones fueron hechas desde el Observatorio Abbey Ridge. Se trata de la cuarta supernova descubierta por David Lane, la séptima de Paul Gray y la primera de la pequeña Kathryn.
 
El descubrimiento fue verificado por varios astrónomos de Estados Unidos y Canadá. Debido al enorme brillo de la supernova, millones de veces más fuerte que el de una estrella corriente, ésta puede ser detectada, a pesar de la distancia, con la ayuda de un pequeño telescopio. El mérito de Kathryn consistió en darse cuenta de su presencia en las varias imágenes de la galaxia UGC 3378 previamente obtenidas por su padre.
 
Fotografiar en distintos momentos una región concreta del cielo y buscar después las difrencias entre las varias imágenes es una de las técnicas más utilizadas para descubrir estas titánicas explosiones, que se producen cuando estrellas varias veces más masivas que el Sol se colapsan sobre sí misma a causa de la gravedad. Las supernovas se utilizan para calcular las distancias y la edad de los objetos que podemos ver en el Universo.
Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com