19 nov. 2009

Mejoran el aprendizaje y la memoria en ratones con síndrome de Down



Cuando nacen, los niños con síndrome de Down no sufren ningún retraso en su desarrollo. Problemas, como el déficit de memoria, se hacen evidentes al cumplir años. La dificultad de su cerebro para almacenar experiencias es lo que hace más difícil que las personas con síndrome de Down alcancen un desarrollo cognitivo considerado «normal». Lograr un tratamiento que mejore su memoria es lo que persiguen expertos de la Universidad de Stanford y del Hospital Infantil Lucile Packard, en Estados Unidos.


El primer paso ya lo han dado. Han conseguido mejorar las capacidades cognitivas en un modelo animal muy especial, ratones modificados genéticamente para reproducir fielmente este síndrome. Los resultados de este experimento se publican en la revista «Medicina Traslacional». Este avance abre la puerta al desarrollo de fármacos para que los niños con síndrome de Down mejoren su capacidad para recoger y modular la información. «Teóricamente eso nos permitiría mejorar sus funciones cognitivas», señala Ahmad Salehi, autor principal de la investigación. El tratamiento podría ser también útil en adultos porque les ayudaría a luchar contra el riesgo de demencia que presentan a partir de los 50 años.

Perdidos en el centro comercial

El estudio muestra qué es lo que falla en el cerebro del síndrome de Down. Las personas que nacen con una copia extra del cromosoma 21 luchan por utilizar información espacial para crear nuevas memorias, una función que depende del hipocampo. Este es el motivo por el que tienen problemas para desenvolverse en una zona nueva de la ciudad o en un gran centro comercial. Sin embargo, son mucho más hábiles a la hora de recordar colores o sonidos porque su memoria sensorial se coordina con otra estructura cerebral diferente.

Los problemas en el hipocampo se deben a una falta de una sustancia en el cerebro llamada norepinefrina. En el experimento, cuando los ratones con síndrome de Down fueron tratados con fármacos que restablecen los niveles de norepinefrina, sus defectos en el aprendizaje y la memoria mejoraron.

Una ventaja añadida de esta investigación es que ya se están probando medicamentos que favorecen la producción de esta sustancia para el tratamiento de la fibromialgia. Si se demuestra su seguridad, no habría que esperar tanto tiempo a que los tratamientos lleguen a las consultas.
 
Artículo extraido del ABC.
 
Recrean síndrome de Down en ratones (septiembre de 2005)


Científicos del Reino Unido lograron transferir la mayor parte de un cromosoma humano completo a ratones y crear la más exitosa recreación del síndrome de Down.

Los ratones muestran síntomas del síndrome de Down.
Expertos del Consejo de Investigación Médica esperan que el logro ayude en los estudios sobre esa enfermedad y otras condiciones cromosómicas.

Indicaron que es un desarrollo técnico significativo, ya que hasta el presente sólo había sido posible colocar fragmentos de los cromosomas en las células de un ratón.

Los resultados de la investigación aparecen en la última edición de la revista "Science".

Las personas que padecen del síndrome de Down tienen tres copias del cromosoma 21 en lugar de los dos normales.

Estas personas sufren de incapacidades de aprendizaje y tienen más posibilidades de padecer trastornos cardiacos y otras condiciones médicas.

En el estudio, los investigadores lograron agregar cerca del 90% de los 250 genes en el cromosoma humano 21 a las células madre de los embriones de ratones.

Ratones alterados

La investigación fue dirigida por el doctor Víctor Tybulewicz, del Instituto de Investigación Médica, y la profesora Elizabeth Fisher del Instituto de Neurología de University College de Londres.

Los científicos utilizaron las células alteradas para generar un tipo de ratones con el cromosoma humano adicional.

Aparentemente, los ratones alterados mostraron algunas de las características de las personas que tienen el síndrome de Down.

Este estudio muestra un método prometedor para ayudar a entender y mejorar el tratamiento de enfermedades complejas

Karen Steel, Instituto Wellcome Trust Sanger.

El próximo paso será identificar cuáles son los genes del cromosoma que causan los síntomas, para poder crear mejores tratamientos.

La profesora Karen Steel del Instituto Wellcome Trust Sanger dijo que "este estudio muestra un método prometedor para ayudar a entender y mejorar el tratamiento de enfermedades complejas".

La Asociación para el síndrome de Down en el Reino Unido dijo que el hallazgo es muy importante pero "debe quedar claro que la investigación no esconde una cura o un tratamiento para el síndrome de Down", dijo un vocero.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com