8 dic. 2009

Escribir con la mente.


Científicos de la Clínica Mayo en Jacksonville (Florida, EE.UU.) han conseguido algo que parece de ciencia ficción. Dos pacientes a los que operaron previamente para implantarles unos electrodos en el cerebro han sido capaces de escribir unas letras en un ordenador sólo con las órdenes enviadas con el pensamiento. El descubrimiento significa un paso más en el camino hacia nuevos interfaces entre el hombre y la máquina que algún día, quizás, puedan permitir al ser humano comunicarse o mover instrumentos como brazos o piernas artificiales con el único empuje de sus ondas cerebrales.


Los neurocientíficos colocaron electrodos en la superficie del cerebro de dos pacientes con epilepsia para registrar la actividad eléctrica producida por las células nerviosas. La novedad reside en que los electrodos no se colocaron en el cuero cabelludo, como se hace habitualmente en la electroencefalografía (EEG), sino directamente sobre el cerebro, para evitar «distorsiones de la señal». Para ello, realizaron una craneotomía, una incisión quirúrgica en el cráneo.

Es la «q»

Los pacientes se sentaron delante de una pantalla conectada a un ordenador con el software de los investigadores, capaz de interpretar las señales eléctricas procedentes de los electrodos. Se les pidió que miraran a la pantalla, dividida en una red de 6x6 con una sola letra en cada cuadrado. Cada vez que una letra emitía un brillo y el paciente se fijaba en ella, los electrodos enviaban la respuesta del cerebro a una computadora. Entonces se pidió a los participantes que centraran su atención en unas letras específicas. Cuando lo hacían, como por arte de magia, aparecían escritas en el ordenador. Si se fijaban en la «q», esa letra y no otra aparecía en el monitor. Los aciertos fueron plenos.


Los científicos estudian ahora cómo perfeccionar esta técnica, que require cirugía, aunque todavía se desconoce cuántos electrodos deberían ser implantados. Además, debe adaptarse a cada paciente concreto. «Alrededor de dos millones de personas en los Estados Unidos podrían verse beneficiadas por los dispositivos de ayuda controlada por una interfaz cerebro-ordenador», ha señalado el investigador principal, Jerry Shih. «Este estudio es un pequeño paso en el camino hacia el futuro, pero representa un proceso tangible en la utilización de las ondas cerebrales para hacer ciertas tareas».

La investigación fue presentada en la última reunión anual de la Sociedad Americana de la Epilepsia, que se celebró el domingo en Boston.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com