10 feb. 2010

Agua en Encelado

La sonda espacial Cassini ha obtenido más datos que refuerzan la teoría de la presencia de un océano de agua bajo la superficie helada de Encélado, una de las lunas de Saturno. Según la revista Icarus, la sonda, que barre periódicamente la superficie del satélite, ha detectado moléculas de agua cargadas negativamente en la atmósfera de Encélado.

En la Tierra, la presencia de estas moléculas se asocia a grandes masas de agua en movimiento, como las olas de los océanos o las cascadas. Encélado carece de este tipo de formaciones. Sin embargo, presenta una región muy activa cercana al polo sur, donde el vapor de agua y las partículas de hielo emergen a través de las grietas de la superficie hasta alcanzar su atmósfera. "Estas moléculas de agua tienen una carga negativa añadida", comenta el investigador del Laboratorio Mullard de Ciencia Espacial de la Universidad de Londres (Reino Unido), Andrew Coates. "Sólo hay dos formas de que se añadan estas cargas; una es que se adquieran desde el plasma ambiental, y la otra se debe a la fricción entre estos núcleos de agua que alcanzan la superficie", explica Coates.

Cassini ya había detectado otras pruebas de agua subsuperficial. La sonda halló restos de sodio en Encélado, lo que se asocia a la disolución de las sales presentes en rocas al entrar en contacto con agua. "No nos sorprende que haya agua en el satélite", afirma Coates. "Donde hay agua, también hay carbono y energía, que son los elementos fundamentales para vida", concluye el experto.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com