18 ago. 2010

Un transistor que entra en las células como los virus



El nanosensor fabricado en Harvard puede registrar la actividad biológica sin trastornarla

Salido de los laboratorios de la Universidad de Harvard y con forma de V, un nuevo nanotransistor de tamaño inferior al de muchos virus puede introducirse en el interior de una célula y registrar su actividad sin trastornarla. El nuevo dispositivo tiene un diámetro 100 veces menor que los utilizados hasta ahora, que además eran planos, mientras que este es flexible y tiene tres dimensiones.


"Estos nanotransistores de efecto de campo (conocidos como nanoFET) representan la primera medida del interior de una célula con un dispositivo semiconductor", asegura Charles M. Lieber , director del proyecto, cuyos resultados se publican en Science. Los científicos afirman que estos transistores se pueden utilizar para medir el flujo de iones o las señales eléctricas en las células, especialmente en las neuronas. También se pueden asociar a receptores u otros elementos biológicos para detectar la presencia de compuestos bioquímicos en el interior de una célula.

El diámetro de las células humanas oscila entre las 10 micras (como las neuronas) y las 50 micras (como las células cardiacas). Los nuevos sensores están en el rango de los nanómetros (que son tres órdenes de magnitud menos) y los científicos han comprobado que son aceptados por la membrana celular de forma similar a lo que sucede con virus y bacterias, cuando los recubren de una doble capa de fosfolípidos, parecida a la estructura de la membrana.

"Hemos comprobado que los nanosensores pueden insertarse y sacarse de la célula muchas veces sin que esta sufra un daño detectable", explica Lieber. El transistor está integrado en un nanocable con forma de V que se conecta a cables eléctricos para funcionar.

"Este trabajo puede suponer un gran avance en la comprensión de las estructuras intracelulares", ha dicho Zhong Lin Wang, un experto en nanotecnologia que no pertenece al equipo de Harvard, en declaraciones a The Scientist.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com