15 oct. 2010

De derechas e incivilizadas.


 Navegando por Internet me he adentrado en lo que, en España, llaman la caverna mediática. Esta caverna lejos de ser un conjunto de paredes donde se reflejan sombras de aparente realidad, es como denominan al conjunto de medios de comunicación derechistas españoles. Véase LaRazón, ElMundo, ElABC, LibertadDigital, Inter-economía... Un amplio espectro de doctrinas de derechas de moderadas a extremas, liberales, conservadoras, monárquicas... todo depende del caso y en algunos casos del día. 

Estos medios de comunicación representan en buena parte a lo que también llaman la derecha incivilizada. La derecha incivilizada sería esa derecha española que no nos merecemos los españoles. Es decir tardo-franquistas y seguidores del búnker. Búnker es como se llamó a los que en las cortes generales franquistas (España es un país que tuvo como gobernante a un militar hasta que falleció en 1975) entre democracia y dictadura escogieron dictadura y que posteriormente fundaron distintos partidos de extrema derecha como falange, fuerza nueva y otras, Fuera del búnker pero siendo, el pobre, de extrema derecha encontramos a Arias Navarro. Arias Navarro fue el último presidente del generalísimo (el susodicho militar que murió en 1975) y el primero de la transición. Como no estuvo por la labor de reformar el sistema, el rey le botó. Con be de botarte a casa. Después se integró en un partido pequeño y de derechas denominado Alianza Popular, Fundado por un ex-ministro de Franco (también conocido como generalísimo). 

En España haber sido ministro de Franco no es sinónimo de antidemócrata, si no véase el joven que finalmente si llevó a cabo la transición hacia la esperada democracia, Suarez ministro del movimiento. Para el que no esté familiarizado el movimiento parece un ministerio de energía eólica o quizás de inmigración pero en realidad es o mejor fue el partido ultra del poder durante la dictadura. De corte NAZI o en realidad fascista católico al principio y que se escoró al final hacia monárquicos y sobretodo ultracatólicos. 

De estos ultracatólicos o tecnócratas, véase que la dictadura si le sobraban los votos no le sobraban las nomenclaturas, salió Suarez que dicen que dijo entre cuchicheos al futuro Rey Juan Carlos, como rey Juan Carlos 1º, le dijo "esto de la dictadura mejor que no... ¿no?", el Rey parece ser que tomo nota, cuando aún era príncipe, porque rey lo que se dice rey lo fue después de la muerte del dictador (el generalísimo). De esta forma, con la dimisión forzada de Arias Navarro, que puso el rigor mortis en su cara los españoles tuvimos como presidente al Suarez, que entre otras cosas legalizó hasta el Partido Comunista de España, es decir los rojos y los muy rojos. 

Después de esto Fraga Iribarne se sintió desplazado fundó su partido hoy llamado Partido Popular y hasta admitió a Navarro, el que fue incapaz de acometer la reforma que se le pedía, la transición. Dicen que por cuestiones de herreros Suarez acabó dimitiendo, no aguantaba un cuchillo más en las espaldas de amigos y compañeros, hubo un intento de golpe de estado, otro presidente llamado Leopoldo Calvo-Sotelo que de paso legalizó el divorcio y por fin un gobierno de alternancia política el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), aun hoy se discute si las siglas corresponden a esas palabras. Durante los ochenta desapareció ese partido del poder en la transición UCD (Unión de Centro Derecha, perdón Unión de Centro Democrático) y su electorado y buena parte de diputados lo absorbió el PP (Partido Popular). Con esto se creo la paradoja electoral de que mientras los grupos de izquierdas eran varios en el parlamento (la cámara alta española en cosas de política y poder legislativo) pero solo había un medio de comunicación de izquierdas, o próximo al PSOE (en algún momento a este medio había que sumarle la televisión pública) La derecha estaba unificada en un solo partido (PP) pero era diversa y prolífica en medios de comunicación. 

Así los ultras, ultramontanos que apoyaron el golpe de estado, intento gracias a Dios y puede que al Rey, quedaron dentro del público del único partido de derechas nacional PP pero tienen diversidad de medios de comunicación donde sentirse más o menos aceptados. Hay que decir que esos ultras de cabeza afeitada o bigote grasiento y alguno con bastante caspa es, se espera, la minoría. La minoría pues incluso en la comunidad (España es un país semifederal, donde cada estado federado se llama Comunidad Autónoma) que más apoyos tendría hoy una dictadura de derechas, Valencia, es el 11%. 

Por esto el PP aglutina a un conjunto enorme de sensibilidades de derechas y en consecuencia tiene un conjunto aglutinado de distintos discursos, alguno contradictorio para satisfacer al público. Es a alguno de estos discursos, a veces entre las voces más importantes del partido, el que se llama la derecha incivilizada y los medios de comunicación que lo respalda lo que se llama la caverna mediática, cueva profunda y oscura como pocas parece ser.

Esta es una brevísima historia del PP, el otro partido, el que sería de izquierdas más importante se llama PSOE (El mismo de antes, la alternativa a Calvo-Sotelo el Breve). Su fundador se pierde en la noche de los tiempo, en una época ajena a la actualidad (aunque después de la presente crisis algo más cercana en lo económico y social). Pasó por el siglo XX entre aproximaciones marxistas, socialdemócratas, guerra civil, exilio y porfin refundación. Este partido, y no como el capitalismo, se refundó de verdad en Suresnes, que es un pueblecito Frances donde un tal Isidoro, nombre artístico para confundir a la policía franquista (la del generalísimo) se postuló y ganó la secretaría general. En España y sobre todo en democracia Isidoro se dio a conocer como Felipe Gonzalez. Gonzales fue presidente de España del 82 al 96, es una figura discutidísima hoy en día con amigos y profundos detractores. Pero en general por lo menos por lo que hizo, por lo que dicen que hizo y por lo que dice él hoy en día es un hombre conservador. Es de derechas muy moderado se cree lo de la socialdemocracia habitualmente y marcó la línea del partido hasta hoy en día. Hoy en día Isidoro se llama Zapatero. 
 
Zapatero entre otras cosas concedió una jugosa licencia de trasmisión televisiva a la Sexta, que desde entonces le admira y que le distanció del grupo PRISA. El grupo prisa es el País, CNN+, Canal plus etc que ahora está más crítico con Zapatero. Pero que de corazón quiere al PSOE lo único que pide es que no esté Zapatero. Ya se lo advirtió Isidoro 1º, cuidado con disgustar a PRISA le dijo en público (en público con minúsculas, no en Público el periódico perteneciente a la Sexta) hace unos años. Así una de las paradojas de la joven democracia española (como dijo un dirigente del PP hace unos años "si fuese mujer ya estaría en edad de casarse", joder menudo percal) se terminó. Ya no habría un periódico para las izquierdas y multitud de periódicos para la derecha. Por supuesto la tendencia política española es al bipartidismo todo lo que lo permite la ley electoral, empeñada en dar su cuata de poder a grupos pequeños nacionalistas (grandes eso sí en sus respectivas Comunidades Autónomas).

Así llegamos otra vez a la derechona esa incivilizada. Bueno, algo también muy español creo, es lo de comparase con los demás en lo que se pierde y no compararse en lo que se gana. Si lo hiciésemos veríamos un Austria/España o un Holanda/España o un Francia/España con partidos filonazis completamente eso sí separados del grupo moderado de derechas pero que están en el gobierno y son llave de ese estamento ejecutivo, perdón quería decir poder ejecutivo. O periódicos de tal rigor Como el  Wall street journal que hizo hace unas semanas un documental racista sobre lo vagos y estúpidos que éramos los españoles. 

Es ahí donde se ve la demagogia del concepto derecha incivilizada, la que no nos merecemos y no existe en Europa o la de caverna mediática. Es indiscutible que uno de los periódicos de mayor tirada nacional (que digo nacional, quiero decir española) insinuó durante años que el presidente Zapatero era un golpista apoyado por la policía. Que hubo manifestaciones sobre lo oportuno que era decir matrimonio, el día que se aprobó la ley del matrimonio homosexual. Ese día por cierto la RAE (Real Academia de la lengua Española) no dijo ni mu. Ese si es un país único, un país donde miles de personas se manifiestan por el uso correcto de la palabra matrimonio, en fin quizás lo que pretendían en realidad era impedir la igualdad de derechos de todos los españoles indistintamente de su condición sexual. Y muchas otras declaraciones y actuaciones despreciables y en algún caso hasta delictivas de algún sector de la sociedad española de derechas que no encuentran su partido, y que por conveniencia del PP votan y se votan entre ellos. 

Pero aunque todo esto sea indiscutible ni es aislado de España, ocurre en los países del entorno ni es exagerado, ni impide el funcionamiento del país. Pero de la misma manera que la gente de derechas insulta emocionalmente, todo insulto sale de la boca pero se crea en el cerebro más primitivo, el de reptil, a los de izquierdas con progre, vago, perroflauta etc... La gente de izquierdas, emocionalmente, parece que puede deslegitimar la opinión del otro diciendo lo de derecha incivilizada etc... o lo que antes era facha.

La derecha incivilizada existe, y también existe la izquierda incivilizada. Hoy en día vinculada casi exclusivamente al nacionalismo español, catalán, euskera, galego... Pero representa una inmensa minoría de la población. Y es ese el mensaje conciliador que hay que trasmitir en mi opinión. Aunque solo sea porque los datos estadísticos nos lo muestren como la realidad. 

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com