23 nov. 2010

Expertos de la NASA y la ESA describen cómo conquistarlo. Los astronautas podrían vivir en cuevas de lava. Aún se ignora si podrían procrear

Los primeros colonos humanos podrían pisar las arenas de Marte en algo más de 20 años si se realizan misiones sólo de ida y se abandona la "cultura de seguridad y pensamiento políticamente correcto". Ese es el mensaje que dos investigadores de EEUU lanzan en el último número de la revista Journal of Cosmology, que dedica una edición especial a la conquista del planeta rojo, en el que colaboran varios grupos de la NASA y la ESA encargados del diseño de futuras misiones humanas.

"Esta no es una misión suicida", advierten en su artículo Dirk Schulze-Makuch, de la Universidad Estatal de Washington, y Paul Davies, de la Universidad de Arizona. "Los astronautas irán a Marte con la intención de quedarse el resto de su vida como pioneros de una colonia permanente". Esta sería, según los autores, la única manera de viajar a Marte con la tecnología actual y un presupuesto razonable.

Los autores comparan el viaje con el que llevó a Cristobal Colón hasta América o con el de Roald Amundsen al Polo Sur. Pero los peligros a los que se expondrían los colonos son mucho mayores y desconocidos, pues la radiación y la ingravidez podrían acabar con ellos antes de que llegase la siguiente oleada humana.

EEUU podría estar tomándose muy en serio la posibilidad de enviar una misión tripulada a Marte. El director del Centro de Investigación Ames de la NASA, Peter Worden, dijo el pasado octubre que ya cuenta con una financiación previa de su agencia para planear una misión de ida al planeta rojo. Lo hizo durante una charla en San Francisco organizada por una fundación llamada The Long Now (el largo ahora, en inglés) dedicada a difundir planes revolucionarios para los próximos 10.000 años. Worden también confesó que una agencia de investigación del Pentágono ya ha aportado un millón de dólares al proyecto, denominado 100 Year Starship.

Un portavoz de la NASA se apresuró a negar que existiese el proyecto en declaraciones a Nature, pero DARPA, la agencia de investigación del Pentágono, reconoció que 100 Year Starship existe y que el Centro Ames de la NASA está involucrado. En un comunicado, DARPA dijo que se trata de un plan de un año para diseñar un proyecto adecuado que financie "vuelos espaciales tripulados" que llevarán al hombre "en un viaje entre las estrellas" en el próximo siglo.

Worden no es el único hombre de la NASA que sueña con conquistar Marte. Muchos otros expertos de la agencia han aportado artículos al número especial de Journal of Cosmology, en el que también participan expertos de la ESA. La colección incluye resultados de varios estudios oficiales, así como los detalles del proyecto DRA 5.0, para enviar astronautas al planeta rojo.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com