3 nov. 2009

Cine de CF y literatura CAPITULITO I

Las pelis de CF están íntimamente ligadas a la literatura de CF más que el resto de los géneros. Los casos más conocidos son las adaptaciones de Michael Crichton fallecido recientemente, de Stephen King, Isaac Asimov o el inigualable Philip K. Dick. Si miramos atrás las películas que más nos suenan son Frankenstein (adaptación de la novela de Merry Shelly) o el hombre invisible (adaptación de H. G. Wells) por citar dos películas famosísimas dirigidas por James Whale y ambas adaptadas recientemente en dos versiones mal logradas (sobre todo “El hombre sin sombra” del famosísimo Verhoeven).


Por supuesto existen impresionantes excepciones principalmente entre las obras de la Nouvelle Vage o concretamente en Inglaterra llamada The new thing (La jetée, Lemmy contra Alphaville, El año pasado en Marienbad, Je t´aime je t´aime…).

Tanto el propio Verhoeven (Robocop, desafío total), Cronemberg (Vinieron de dentro de), Wes Craven, Ridley Scott (Alien), James Cameron (Terminator 1 y 2, Alien el regreso), Terry Guilliam (12 monos impresionante remake de La Jetée, Brazil), John Carpenter (“La cosa” remake de “El enigma de otro mundo” de la RKO, Estrella oscura…) Jean-Pierre Jeunot (La ciudad de los niños perdidos), Spielberg, Lucas, el irreverente musical “The Rocky Horror picture show” (de Jim Sharman)… han conseguido hacer sus singulares versiones de ciencia ficción apoyados como mucho en relatos cortos pero no en obras de envergadura. Todo esto hasta los 90, pues cuanto más nos acercamos al presente más difícil es ver con perspectiva cual es la tendencia actual, posiblemente basada en cómics etc.

Por ultimo este raro grupo de excepciones no literarias (que pueden ser demasiadas para ser solo excepciones) lo encontramos en algunas de las películas del cine expresionista alemán por su puesto tanto El Golem como de Lang “La mujer en la luna”.

Un caso particular corresponde a las series de CF para televisión, tanto Star trek, Babylon 5, Alien Nation (y sus películas), El doctor Quatermass, Enano rojo, Galáctica… tienen por su propia naturaleza independencia de obras literarias concretas.

El cine es un arte muy autorreferencial, quizás porque es más fácil hacer un homenaje que un plagio. A lo largo de los años las obras basadas en novelas han sufrido una evolución interesante. Podemos dividirlas en tres grupos.

    Por un lado las películas que se basan en el guión de la primera adaptación.

    Por otro lado las películas que se basan en la novela original.

    Por último las que reversionan el mito.


Dos ejemplos fáciles de seguir:

las adaptaciones del Extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. De las primeras versiones de esta novela vemos El hombre y el monstruo que marcó escuela en casi todas las siguientes obras sobre este mito dando un argumento lo suficientemente extenso y complejo para hacer una película (seguramente el libro original sea muy difícil de adaptar tal cual, sobre todo por la duración de la película, quizás un mediometraje).

Por otro lado obras como Mary Reilly intentan versionar de nuevo el libro original metiendo escasísimos clichés del guión de El hombre y el monstruo.

Por último ya sin relación con ni el guión ni el libro original nos encontramos con la “comedia” (entre comillas por que si te ríes es que estás pensando en otra cosa) “El doctor Jekyll y Miss Hyde” o de Eddy Murphy “Profesor chiflado”.

Otro caso similar es el de Drácula aunque la Hammer se encargó rápidamente de liquidar una visión del espectador coherente con el libro. De esta saga es interesante ver como hay dos líneas principales la de la genial Nosferatu de Murnau (con bastantes remakes incluyendo el interesante La sombra del vampiro) y la de el Drácula de capa y colmillos de plástico de Bela Lugosi y después Cristopher lee. También tiene sus digresiones como Blácula (el drácula negro, que terminó siendo Eddy Murphy en “Un vampiro suelto en Brooklyn”). O las interesantes The hunger de Tonny Scott y The adiction de Abel Ferrara (ambas ya de regreso a la CF).  Y por fin la genial adaptación de Coppola fiel al libro (un libro complejo de adaptar es un epistolario) Drácula de Braan Stoker.
Son dos ejemplos pero esto se puede hacer con todas las sagas de películas y remakes.



Fin de la primera parte.

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com