5 oct. 2010

Chip que detecta cancer.

Hoy es un mal día para ser español en cuestiones médicas. Aunque los españoles viven hasta casi los 80 años de media también viven con problemas asociados a la vejez desde mucho antes que la media, 23 años antes de fallecer. También el pacto por la sanidad entre comunidades que iba ha ahorrar 1500 millones de euros se ha roto y para colmo en breve se aumentará la edad de juvilacín de 65 años ( de los más altos de Europa) a 67 o por lo menos se aumentará los años de cotización necesarios para recibir la juvilación integra. Lo que no es muy comprensible a tenor de que la caja pública de la seguridad social es de las más solventes incluso con sus 5 millones de parados. Por lo menos la ciencia simepre nos trae buenas noticias... 

Detectar que un tumor se propaga de un órgano a otro puede ser clave para impedir las complicaciones de la metástasis. Y un microchip diseñado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) puede ser una herramienta crucial en esta lucha. El dispositivo utiliza las distintas propiedades de las células tumorales ante los ultrasonidos (tamaño y densidad) para separarlas de las otras que circulan por el torrente sanguíneo.

El aparato es de plástico y tiene le tamaño de una moneda. Tiene un pequeño canal donde se introduce sangre del paciente. Este flujo se analiza y permitirá -cuando el aparato esté comercializado- un rápido análisis sin necesidad de recurrir a biopsias (que, por otro lado, no se pueden hacer si el nuevo tumor es muy pequeño o todavía no se ha localizado).

"Es un método completamente no invasivo, ya que no hace falta introducir en la
muestra de sangre ningún tipo de elemento externo, algo que sí exigen las tecnologías que normalmente se emplean para detectar células tumorales circulantes en sangre", explica la investigadora del CSIC y coordinadora de la investigación Itzíar González.

El sistema puede hacerse más selectivo cambiando las condiciones de trabajo, desde el potencial que se usa hasta el diámetro de los conductos y la velocidad de paso, lo que puede permitir detectar unas células determinadas o hacer un barrido mayor (es más fácil si pasa más sangre y va más despacio).

No es el único avance en el campo de los microchips que se ha conocido recientemente La empresa Progenika ha fabricado uno -que la UE ya ha autorizado- que permite detectar las mutaciones que predisponen a un tipo de cáncer de páncreas. La ventaja en este caso no es solo la detección precoz. Ya se está probando un tratamiento paliativo para compensar el efecto de esa mutación, la deficiencia de lipoproteína lipasa (LPLD).

No hay comentarios:

Cualquier consulta y publicación a elfuturoeshistoria@hotmail.com